3 razones por las que tu verdadera talla no solo es cuestión de medidas

Y es que a la hora de adquirir ropa de control (Fajas) sobre todo a través de tiendas online, es lo que más nos preocupa, nos puede hacer desistir  de la compra o peor aún querer retractarnos una vez comprada porque la talla no era la que necesitábamos. 

Existe un patrón de medidas por regiones en el mundo según la estructura física de sus habitantes, es por ello que en Colombia podemos ser talla M, en Estados Unidos S y en Europa 36, pero no es que nuestro cuerpo cambia según el sitio en el que estamos,  lo que cambia en la forma en que es medido y el patrón de la ropa según el estándar de cuerpo de sus habitantes. 

Ahora bien tratándose de FAJAS, el tema es más amplio y es que la talla que mejor te queda,  no depende solo de tus medidas exactas de cintura y cadera, existen otros factores y combinación de los mismos,  que son determinantes a la hora de definir la talla correcta y son: 

  • Haz usado fajas antes.

Cuando una persona ya ha usado fajas, su percepción acerca de la compresión es diferente, puesto que ya se ha habituado a ella, y a domina la forma correcta de   colocarse y ya conoce en qué sitios la prenda puede causarle molestias, para estar pendiente de minimizarlas .

  • Es para uso diario o para Cirugía 

Cuando la faja es para uso diario, recomendamos que sea una (1) talla menos  a la que usamos en nuestro ropa, sobre todo en la parte inferior (panty o pantalón)  ya que si usamos la misma talla de la ropa en principio la sentiremos bien, pero en muy pocos días tendremos la sensación que la faja se ha ensanchado o que no nos está comprimiendo de manera adecuada. Ahora bien,  que si es para cirugía en este caso estética o plástica la talla deberá ser la misma e incluso una talla más a la que usamos en nuestra ropa, en previsión al proceso inflamatorio que tendrá nuestro cuerpo intervenido quirúrgicamente y poder darle mayor comodidad al paciente, sin embargo una vez que pasen los primeros días (más o menos 8) ya debemos estar usando una talla menos para darle al cuerpo el moldeado que queremos producto del procedimiento y por último si es para cirugía general la talla a usar será siempre una más que la usada en la ropa, ya que el objetivo de ella es hacer presión suave para disminuir dolor e inflamación y dar sostén a las estructuras. 

También te puede interesar   Puedo personalizar mi faja

  • Tienes algún problema de salud que te impida o incomode estar comprimida.

Para algunas personas estar comprimida, puede suponer un verdadero dolor de cabeza, si bien es cierto la compresión te ayudará mucho en varios de los procesos por los cuales las quieras usar,  te las recomiendo o recete tu medico, es posible conseguir los mismos resultados con una compresión más suave, que te brindara mayor comodidad y al mismo tiempo alarga el tiempo de uso de la prenda. Para las  personas que padecen de Hipertensión, Diabetes, Claustrofobia, Ansiedad, personas mayores de 60 años, pueden usar una faja por prescripción médica o por decisión propia que sea de una talla más a su ropa habitual, con el fin de conseguir el efecto medico o estético sin sacrificar su comodidad y sobre todos los diabéticos tener mucha precaución y comentarle a su médico tratante y a su asesor de fajas, para escoger la talla que le proporcione  mayor confort y el sostén para alguna zona de su cuerpo. 

En resumen, consulta el patrón de medidas disponible, se consciente  de tu verdadera necesidad, revisa si te aplica alguna de estas 3 razones o una combinación de ellas  y cuéntale a tu asesor en fajas, todo lo que debe saber para que pueda darte la mejor asesoría. 

Si quieres más información escríbenos al

Uberlis Blanco,  Gerente Vití y www.byviti.com 

#VitiesBienestar #UnaExperienciaInteligente.